Señoras, brinden por la salud `de sus huesos`

Un pequeño estudio sugiere que beber una o dos bebidas alcohólicas varias veces a la semana podría mejorar la salud de los huesos de mujeres mayores y reducir su riesgo de osteoporosis

13/Jul/12 16:33
aumentar texto    reducir texto
Share to Facebook 0 Share to Twitter 0
More...
Zoom

Investigadores hallan que el alcohol podría ayudar a prevenir la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas.

Los huesos están compuestos por tejido vivo y huesos viejos que se renuevan continuamente en un proceso conocido como remodelación ósea. Las personas con osteoporosis, una enfermedad que adelgaza los huesos, pierden más hueso del que se renueva. Las mujeres posmenopáusicas están sobre todo en riesgo debido a la reducción del estrógeno, una hormona esencial en la fortaleza de los huesos, explicaron los investigadores.

"Este estudio demuestra claramente que incluso pequeñas cantidades de alcohol tienen acciones potentes y pueden impactar rápidamente en el metabolismo de los huesos", dijo la investigadora principal Urszula Iwaniec profesora asociada en la Escuela de Salud pública y Ciencias Humanas de la Universidad Estatal de Oregón.

Como parte de un estilo de vida saludable, "el consumo moderado de alcohol podría ralentizar la pérdida ósea al reducir el recambio óseo", agregó. Lo que significa que puede reducir el riesgo de osteoporosis, explicó.

"Sin embargo, la reducción del recambio óseo, aunque es beneficioso para el esqueleto de las personas mayores, puede ser perjudicial para los adultos jóvenes que aún están en proceso de formación ósea", señaló Iwaniec.

Aunque el abuso del alcohol es un problema de salud pública y médico serio, los efectos del consumo moderado de alcohol sobre la salud todavía no han recibido mucha atención, apuntó Iwaniec.

Aproximadamente la mitad de todas las mujeres estadounidenses y un cuarto de los hombres se fracturará un hueso a causa de la osteoporosis, de acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU., que financiaron parcialmente el estudio. Debido a que los medicamentos recetados para prevenir o tratar la osteoporosis son costosos y pueden dar lugar a efectos secundarios desagradables, es importante identificar los factores de estilo de vida que protegen los huesos, según los autores del estudio.

Para el estudio, que aparece en la edición en línea del 11 de julio de Menopause, el equipo de Iwaniec dio seguimiento a 40 mujeres posmenopáusicas, con una media de edad de 56 años, que bebían con moderación y que no usaban la terapia de reemplazo hormonal.

Beber "con moderación" se definió como media bebida o dos bebidas estándar al día, de 8 a 10 gramos de alcohol, en el año antes del inicio del estudio. En los Estados Unidos, una bebida estándar se considera como una cerveza de 12 onzas, una copa de 5 onzas de vino o 1.5 onzas de licor de 80 grados.

Cuando las mujeres dejaron de beber durante dos semanas, los investigadores encontraron mayor evidencia en la sangre de recambio óseo, que es un factor de riesgo de fracturas provocadas por la osteoporosis.

En menos de un día después de que las mujeres volvieran a tomar, estos marcadores de recambio óseo volvieron a los niveles anteriores, hallaron los investigadores.

Estudios previos han encontrado que los bebedores moderados tienen mayor densidad ósea que los no bebedores o los bebedores empedernidos, pero las razones del por qué no están claras.

Parece que el alcohol actúa como el estrógeno al reducir el recambio óseo, apuntaron los investigadores.

Artículo por HealthDay