Marilyn, icono e inspiradora de la moda

`Unas gotas de Chanel número 5`, lo único que Marilyn Monroe confesó que se ponía para dormir, bastaron para que, cincuenta años después, la artista siga siendo el emblema por excelencia de la mítica firma francesa

6/Ago/12 16:56
aumentar texto    reducir texto
Share to Facebook 0 Share to Twitter 0
More...
Zoom

Fotografía de Marilyn Monroe subastada en Amsterdam, Holanda, en noviembre de 2008. Foto: EFE

EFE - La repercusión de esa afirmación fue aprovechada por los creadores del perfume, que hábilmente utilizaron la imagen de la mítica rubia para la campaña promocional de un aroma que, en gran medida gracias a ella, sigue siendo uno de los más vendidos.

Pero la influencia en el mundo de la moda y del glamour de Marilyn no se limitó a este aspecto. "Marilyn fue el epítome de un tipo de ideal femenino", en opinión de Christopher Nickens, coautor del libro recientemente publicado "Marilyn in Fashion", una peculiar revisión de la influencia de Monroe en la moda.

Con sus chaquetas ceñidas o sus amplios jerseys, sus pantalones cortos o por encima del tobillo o sus emblemáticos vestidos de vuelo ceñidos en la cintura, Marilyn creó en su época un estilo nuevo que consistió, más que en innovar, en adaptar a la vestimenta diaria prendas que realzaban el cuerpo.

Ese fue el principal legado de la actriz a la industria de la moda, en opinión de Nickens, para quien, aunque en vida no fue considerada un icono de la moda, Marilyn compartía ese rasgo con otras mujeres como Jackie Kennedy, Grace Kelly o Audrey Hepburn.

Como ellas, la rubia más famosa de la historia no siguió tendencias, no le hizo falta hacerlo. Conocía su cuerpo y sabía lo que le favorecía. Gracias a ello construyó un prototipo de feminidad que se puede resumir en dos de sus emblemáticos vestidos.

El primero de ellos, uno de los más famosos de la historia, fue lucido por el mito erótico de los cincuenta en la película "La tentación vive arriba". En ella, la actriz aplaca el calor veraniego con los respiraderos del metro de Nueva York mientras su vestido blanco de amplio vuelo se levanta dejando ver sus piernas.

El otro lo lució en la película "Los hombres las prefieren rubias", estrenada en 1953, en la escena en que salía cantando la famosísima canción "Diamonds are a girl"s best friend". De un intenso rosa, escote palabra de honor y un gran lazo al final de la espalda, Marilyn acentuó la sensualidad del modelo con unos largos guantes en el mismo tono.

Marilyn es un tipo de estilo imitado ininterrumpidamente durante el último medio siglo. Desde el peculiar rubio platino de sus cabellos ondulados hasta sus tacones de aguja, diseñados en sus últimos años por Salvatore Ferragamo, todo lo relacionado con ella sigue estando de moda.

Con un modelo de belleza que, según Truman Capote, "a veces podía ser etéreo y otras, el de la camarera de un café cualquiera", este icono sexual ha sido emulado por estrellas del pop, modelos o actrices que han buscado de una forma u otra acercarse a su estilo.

Entre todas ellas sobresale Scarlett Johansson, cuyo físico ya de por si recuerda al de la mítica rubia, como se ha podido apreciar recientemente en el anuncio rodado para la firma Dolce & Gabbana en el que la actriz neoyorquina aparece vistiendo un sensual atuendo blanco, maquillada y peinada al estilo de la diva.

A este estilismo tampoco han podido resistirse otras actrices como Nicole Kidman, Charlize Theron, Cristina Aguilera, Rihanna o Madonna, quien ha homenajeado a la Monroe en algunos de sus populares vídeos.

Las celebridades muestran sus propias versiones del simbólico estilo de Marilyn Monroe, en el que los labios voluptuosos -pintados con un labial en rojo intenso- de la idolatrada diosa de la pantalla es otro de sus rasgos distintivos, que dentro de otros cincuenta años previsiblemente seguirán inspirando a las nuevas generaciones.

videos Más Imágenes