Moto-taxis Vs taxi tradicional

Madrid se ha unido a las ciudades europeas y latinoamericanas en las que se ofrece un servicio de transporte con moto, pensado para sortear los atascos de tráfico, pero que ha despertado recelos entre el sector del taxi tradicional

24/Oct/12 11:12
aumentar texto    reducir texto
Share to Facebook 0 Share to Twitter 0
More...
Zoom

El servicio de transporte con moto ha despertado recelos entre el sector del taxi tradicional

EFE -

"Un día, en medio de un atasco, se le ocurrió a mi socio, que es motero", explicó Eric Goyenechea, un cubano afincado en Madrid y uno de los responsables de la empresa MotoTaxi Low Cost, que esta semana fue presentada en la capital española.

A partir de esa idea, él y el argentino Juan Pablo Lázaro decidieron ponerla en práctica, para lo que viajaron a otras ciudades de Europa, como Londres, Amsterdam o París, donde ya existían estos vehículos, para estudiar su funcionamiento.

Según Goyenechea, el servicio "ofrece trasladar a los clientes en un tiempo mínimo", y destaca que "Tenemos la rapidez de las motocicletas pero con comodidades incorporadas. Nuestras motos cuentan con un techo y un maletero para equipaje de mano".

Entre los inconvenientes, recordó que tuvieron un largo recorrido para patentar su negocio. "Al ser algo nuevo aquí, no hay una regulación, con lo que nos ha llevado más de un año abrir la empresa, pero ya tenemos todo en orden", aseguró.

En tiempos de crisis, el ofrecer un transporte "low cost" es otro de los atractivos del moto-taxi. "Cobramos 1,50 euros en la bajada de bandera y 0,70 euros por kilómetro", mientras que en un taxi tradicional la bajada de bandera oscila entre 2,15 euros ó 3,10, según el tramo horario o día de la semana.

"Ejecutivos, empresarios e incluso algunos estudiantes en apuros ya han probado el servicio. Son gente que necesita llegar a algún sitio en el menor tiempo posible", señaló .

Los usuarios pueden contactar con la empresa por teléfono o bien tomar alguna de las moto-taxis que se encuentran por zonas muy concurridas de la capital.

"Tenemos las motos donde sabemos que puede haber clientes que nos necesiten, aunque estamos a la espera de que el Ayuntamiento nos autorice paradas oficiales", indicó Goyenechea.

La empresa, que cuenta con 8 motos y 17 trabajadores, solo lleva unos días rodando, pero sus propietarios están "muy contentos" por la "buena acogida".

Una alegría que no comparten los taxistas madrileños, que temen una fuga de clientes, por lo que han tomado medidas.

"Hemos presentado una queja al Ayuntamiento de Madrid porque la empresa ha desvirtuado su negocio", aseguró en declaraciones a Efe Mariano Sánchez, presidente de la Federación del Taxi.

Explicó que "le han añadido aplicaciones como el taxímetro, el luminoso o la propia marca "taxi" que solo están reguladas para nosotros, por lo que el Ayuntamiento va a tomar medidas".

Sin embargo, el vicealcalde del consistorio madrileño, Miguel Ángel Villanueva, aseguró este jueves que la legislación nacional "exime a los vehículos de tres ruedas o menos de pedir autorización para poder trabajar. Como es lógico, no podemos generar una normativa municipal contraria a la nacional. No hay posibilidad legal de impedir o regular esta actividad", señaló.

Eric Goyenechea prefiere huir de esta cuestión. "Nosotros no estamos haciendo nada ilegal, tenemos todos los permisos. No tiene por qué haber enfrentamiento. Ellos son taxis y nosotros moto-taxis", zanja.

Otras compañías similares han sabido sobrevivir esquivando estas polémicas. Es el caso de "Motocity Madrid" que lleva funcionando en la capital desde octubre de 2009.

"Otra empresa ha lanzado ahora el servicio pero no es nada nuevo. Lo que pasa quizá es que nosotros lo hacemos a menor escala", declaró a Efe su propietario Benjamin Darmendrail.

A este francés también le vino la idea al observar los problemas de tráfico que sufre Madrid. "Vi lo bien que esto funciona en París, así que tras un año de investigación, un amigo y yo nos decidimos a montarlo. Yo digo que hacemos lo mismo que en París pero con sol", aseguró.

Los ejecutivos predominan entre los usuarios de sus servicios. "No podemos contabilizar cuántos tenemos porque cada día es diferente. Si hay algún evento, entonces es un muy buen día".

Motocity cuenta con 4 trabajadores y 2 motos funcionando. "Podríamos crecer pero de momento con esta crisis preferimos mantenernos en una dimensión reducida. Aunque no nos ponemos límites para el futuro", aseguró su propietario.

Las moto-taxis funcionan también desde hace tiempo en países latinoamericanos como Perú, Nicaragua o Colombia.
Lo Ultimo Recomendado